domingo, 29 de enero de 2012

Reloj de arena.

Si, hemos borrado aquella idea estúpida fundamentada en hechos del pasado y, después de una breve conclusión, he aceptado volver al ruedo.
Madurando y feliz.
Tomamos determinaciones, decimos hasta aquí  y basta. Bien, la libertad siempre ha sido una sensación que, en algunos aspectos de mi vida, he echado de menos. Por ello, puestos a cambiar en etapas como ésta, donde parece que todo me sonríe, se acabaron las ceras, las combas y las figuritas de plastilina.Ya no juego en patios de colegio.

Creo que el año promete,si.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada